La accesibilidad como desafío de cara al Mundial 2030

El subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, participó el 25 de junio de la conferencia “Uruguay 2030. No es sólo cuestión de fútbol” para debatir sobre los principales desafíos que afronta el país en materia de accesibilidad en general y de cara al Mundial 2030, organizado por el Banco Mundial junto a la Fundación Astur. Señaló que “hablar de accesibilidad es un gol” y significa “oportunidades de negocio”.

Con la oportunidad del Mundial de Rusia 2018 y con vistas a la candidatura conjunta “Uruguay aprovecha el momento para reflexionar sobre si está preparado para ser sede del Mundial de Fútbol 2030, y junto con ello, evaluamos la situación de accesibilidad del país”, abrió la conferencia la representante del Banco Mundial en Uruguay, Matilde Bordón.

“Falta concientización sobre estos temas, la accesibilidad es un tema de todos y está muy relacionado con el cambio demográfico dado que la tasa de envejecimiento aumenta y Uruguay lidera la región”en dicho aspecto, añadió.

Por su parte, el presidente de la Fundación Astur, ex secretario iberoamericano Enrique Iglesias, expresó que “aún falta mucho por hacer (...), pero debemos activar la conciencia de la sociedad, de los actores públicos y privados” sobre la temática.

El subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, participó de la mesa “Diseñando ciudades para todos” donde reflexionó: “Hoy ganamos 4 a 0 (refiriéndose al partido disputado contra Rusia), porque hablar de accesibilidad es un gol”. La discapacidad no es solo un problema de infraestructura de las ciudades, sino que es algo "mucho más complejo", prosiguió. "Es necesario generar hechos por los cuales desde la niñez se vaya incorporando en el ADN la importancia de la inclusión. Entre otras cosas, porque nos hace mejores como seres humanos y como sociedad", añadió.

“¿En qué Uruguay queremos vivir en 2030? Hablar de la posibilidad que Uruguay, Argentina y Paraguay seamos sedes de un evento deportivo es parte de un posicionamiento internacional, más allá de qué ocurra. (…) Pero la accesibilidad y la sustentabilidad forman parte de lo que debemos prever”, concluyó el Subsecretario.

DISEÑO UNIVERSAL

Se presentaron testimonios y experiencias de otras ciudades que con motivo de eventos deportivos avanzaron en la agenda de accesibilidad. En tal sentido, Gonzalo Lapachian, capitán de la Selección Uruguaya de Fútbol de Ciegos, brindó su testimonio y destacó en su exposición la importancia de que las ciudades cuenten con: rampas estratégicamente posicionadas, baldosas guía, columnas que no obstruyan el paso y controles sobre los lugares en los que estacionan los autos, que ayudan a las personas con discapacidad.

En la mesa también participó Miguel Segarra, secretario general del Comité Paralímpico de España, quien valoró que “los beneficios que depara un Mundial son universales” e inciden en toda la sociedad, al tiempo que alentó la creación de un movimiento asociativo fuerte. Andrea Boudeguer, directora de BAU Accesibilidad de Chile, se refirió a la importancia de “prever la accesibilidad desde la etapa del diseño” de cada proyecto. Una ciudad accesible “ofrece recorridos libres, más seguros para todos incluyendo a los adultos mayores, adultos con cochecito de bebé”.

La clausura, en tanto, estuvo a cargo de Charlotte McClain-Nhlapo, asesora en Discapacidad del Grupo Banco Mundial quien apuntó a derribar tres mitos: 1- “no hay personas con discapacidad”, sin embargo son 1.000 millones en todo el mundo, replicó. 2- “La accesibilidad es cara”, no obstante representa entre el 1 y el 3% del presupuesto global de un proyecto, refutó. 3- “Somos accesibles, hay rampa”, la “accesibilidad es mucho más que una rampa, se trata de diseños universales que benefician también a los adultos mayores, generando una verdadera inclusión”, remató.

 

Buscador de noticias