Con un homenaje a Matos Rodríguez comenzaron los festejos de los 100 años de La Cumparsita

La Ministra de Turismo, Liliam Kechichian, y el Intendente de Montevideo, Daniel Martínez, participaron en el homenaje a Gerardo Matos Rodríguez por el 120 aniversario de su nacimiento, con el que dieron inicio los festejos de los 100 años de la creación de La Cumparsita.

Con un homenaje a Matos Rodríguez comenzaron  los festejos de los 100 años de La Cumparsita


Asimismo, estuvo presente el Alcalde del Municipio B, Carlos Varela; la Directora del Museo del Tango, Mónica Kaphammel; la representantre de AGADU, Estela Magnone; y familiares de Matos Rodríguez.
El acto fue llevado a cabo el sábado 18 de marzo en el Museo del Tango, ubicado en el sitio histórico en el que por primera vez se tocó La Cumparsita hace cien años. Allí se encontraba la confitería La Giralda, donde hoy está el Palacio Salvo. Incluso, con el aporte de distintas investigaciones, se pudo determinar el lugar donde se encontraba la orquesta cuando se ejecutó el estreno de la obra.
Acompañaron las instituciones que le han brindado apoyo al Museo desde sus comienzos, entre los que se destaca la División de Promoción Cultural del Departamento de Cultura y la División de Turismo de la Intendencia de Montevideo, el Ministerio de Turismo, el Municipio B, Montevideo Bureau, el Palacio Salvo y AGADU, dejando inauguradas dos placas en honor a Matos Rodríguez, en reconocimiento a su gran aporte a la cultura uruguaya y universal.
El Intendente de Montevideo celebró el recuerdo de un hombre y de su obra "que es también recordar y recuperar toda una época del Uruguay cuando se trataba de sintetizar una idea de nación después de tantas luchas fraticidas. La cultura aportó también, y este tango compuesto por un joven que creía estar muriendo de tisis, se transformó en el himno de todos los tangos y nos sigue conmoviendo".
Por su parte, Rosario Infantossi, sobrina nieta de Matos Rodríguez, recuperó en su memoria al creador, rememorando la reconstrucción familiar que fue encontrando documentos, cartas, postales, anécdotas, y el peculiar relato sobre el momento en que Matos Rodriguez le pide a su hermana, porque él no sabía escribir música ella sí, para que escribiera la partitura mientras él iba apoyando los dedos en un teclado de cartón.
El acto fue cerrado por la Ministra de Turismo, quien señaló la puesta en valor, no sólo de La Cumparsita y de la vida de Matos Rodríguez, sino de un sitio histórico como el Museo del Tango y, en particular, el Palacio Salvo como un ícono de la ciudad.
Fuente y fotos: montevideo.gub.uy