Pablo Cuevas: “Tenemos nivel como para estar en el grupo I”

El jugador de tenis, Pablo Cuevas, integrará el equipo de la selección Uruguaya ante los aztecas en el Carrasco Lawn Tennis este 15 y 16 de setiembre en la final del Grupo II Americano de la Copa Davis. Instancia en la que los celestes buscarán el ascenso a la Zona I de América. Cuevas expresó que “tenemos nivel como para estar en el grupo I”, a lo que el entrenador, Enrique Pérez, añadió “hay mucha confianza”.

El 15 y 16 de setiembre, en el Carrasco Lawn Tennis Club de Montevideo, el equipo uruguayo jugará la última instancia de Copa Davis BNP Paribas en este 2018, tras derrotar a El Salvador de visitante y a Venezuela como local, resultados que lo ubicaron en la Eliminatoria Final del Grupo II Zona Americana.

México, por su parte, dejó por el camino a Puerto Rico y Perú, para jugar la serie definitoria que otorgará el único ascenso al Grupo I para 2019. Uruguayos y mexicanos se han enfrentado en cuatro ocasiones por Copa Davis, con saldo favorable de 3-1 para los celestes, con el plus de haberse quedado con las dos series disputadas en Montevideo.

Para esta ocasión, el Capitán uruguayo, Enrique Pérez Cassarino, eligió un equipo de cinco tenistas, que estará encabezado, al igual que ante El Salvador y Venezuela, por Pablo Cuevas, actual 69 del Ranking ATP y mejor tenista uruguayo de la historia. Lo acompañará su hermano Martín Cuevas, junto a Nicolás Xiviller, Rodrigo Arus y el juvenil Francisco Llanes.

Pérez, en diálogo con el equipo de Comunicación del Ministerio de Turismo, señaló que esta fecha tiene un sabor especial por que Uruguay “participa por volver al grupo I” y lo hace como locatario. “Tener la posibilidad de jugar en Uruguay es una ventaja muy grande. Te brinda la posibilidad de elegir el piso, las pelotas y jugar cerca de tu gente, hace la diferencia”.

Respecto al resultado, Pérez adelantó que puede ser positivo para uno u otro equipo, pero las expectativas Celestes “son buenísimas, hay mucha confianza”. Al tiempo que añadió, “Pablo (Cuevas) que venía de una lesión, ha podido entrenar muy bien, todo indica que va a poder estar el fin de semana. Confiamos en lo que tenemos, con mucho respeto hacia México, que es un rival que tiene muy claro cómo son este tipo de competencias”.

En cuanto a la preparación del equipo para esta Copa Davis, el entrenador explicó que lo que se busca es “mantener y buscar la adaptación, en cambio en la Copa Davis de enero o abril ya se puede trabajar mucho más la preparación física”.

Al ser consultado sobre cómo mejorar el tenis uruguayo Pérez dijo que “nos falta mucho a nivel de programas para captar a los jóvenes talentos y capacitación de entrenadores para apoyar a los deportistas”. No obstante, dejó en claro que ya existen “nuevas promesas” en la categoría femenino y masculino de 16 años, que ubican a Uruguay entre los 3 países clasificados de Latinoamérica para competir en Hungría.

“TENEMOS CHANCE”

El jugador uruguayo Pablo Cuevas confirmó que viene realizando un trabajo progresivo en los entrenamientos, que si bien aún no está en su 100%, todavía restan algunos días para la competencia del fin de semana. “Vengo muy contento con la recuperación, ilusionado con poder llegar bien el fin de semana”, aseguró.

El representar al país ya “es un sentimiento y honor”, la bandera uruguaya lo acompaña a donde vaya. En una Copa Davis, se suma “una presión extra por ser locales, aunque es una linda responsabilidad que he aprendido a manejar y disfrutar. El público hace presión, pero a la vez es la misma gente la que te ayuda a que puedas ganar”.

Esta Copa Davis tiene un peso mayor “porque jugamos por ingresar al grupo I, estamos con muchas ganas de volver a ese grupo, que tenemos nivel como para estar allí”, aseguró.

Cuevas destacó el potencial de la selección Celeste: “Esta es una competencia por equipo, y es muy importante la unión que tenemos entre todos. Cada uno individualmente nos preparamos de la mejor manera y luego fue reforzado colectivamente”. Incluso fue más lejos “el hecho de jugar de locales, nos ilusiona aún más. Creemos que tenemos chance”.

Entre sus objetivos para finales de 2018 y principios de 2019 Cuevas iniciará el próximo mes una serie de torneos Challenger por Suramérica, entre los que participará en Brasil y Santo Domingo. Luego de jugar en Montevideo elegirá algún torneo de Europa u algún otro de Suramérica, para por último retornar a Uruguay Open también en la capital.